domingo, 23 de noviembre de 2008

Definiciones y algunas preguntas

La movilidad en un territorio concreto, como es una ciudad, es la resultante de tres factores que deben tenerse en cuenta a la hora de su planificación:
- Los usos del suelo.
- Las infraestructuras al servicio de la movilidad.
- La oferta de modos, servicios y sistemas de gestión de la misma.
Una política eficiente de la movilidad debe integrar al menos estos tres campos del conocimiento si queremos desarrollar un sistema de movilidad sostenible, entendiendo por tal, según la definición adoptada por el Consejo de Transportes de la UE (Abril 2002), aquel que:
– Permite responder a las necesidades básicas de acceso y desarrollo de individuos empresas y sociedades con seguridad y de manera compatible con la salud humana y del ecosistema y fomenta la igualdad dentro de cada generación y entre las generaciones sucesivas;
– Resulta asequible, opera equitativamente y con eficacia, ofrece una elección de modos de transporte y apoya una economía competitiva, así como el desarrollo regional equilibrado;
– Limita las emisiones y los residuos dentro de los márgenes de absorción del planeta, utiliza recursos renovables a un nivel idéntico o inferior a su tasa de generación y usa recursos no renovables a un nivel inferior o igual al de la tasa de desarrollo de sustitutivos renovables y reduce al máximo el impacto en el uso del suelo y la generación de ruidos.
En el caso de nuestra ciudad, Vitoria-Gasteiz, el enfoque teórico para encarar la problemática de la movilidad responde a estos planteamientos, o al menos así se desprende de las líneas prioritarias derivadas del eje estratégico 3, “sostenibilidad como elemento de desarrollo”, del Plan Estratégico de la Ciudad. Conviene releer este apartado 7.1.2.para reconocer lo acertado del enfoque del Plan Estratégico: "Urbanismo y sistema de movilidad y transporte sostenibles que tengan en cuenta a las personas". Además todo ello enmarcado en la Agenda Local 21. Hasta aquí todo perfecto. Entonces ¿por qué la percepción ciudadana califica en muchos casos nuestro sistema de movilidad como un sistema en decadencia? ¿o es que no hemos prestado suficiente atención a la integración de los factores que determinan la planificación de nuestra movilidad?. En próximos capítulos trataremos de analizar más en detalle estos factores.