lunes, 24 de noviembre de 2008

Movilidad y usos del suelo

Las decisiones sobre usos del suelo, a través de la Ordenación del Territorio y del Urbanismo, determinan el modelo de movilidad a largo plazo en una ciudad que, como Vitoria-Gasteiz y otras muchas, han estado y están en pleno proceso de crecimiento.
El urbanismo “extendido” con periferias especializadas en suelo residencial y/o industrial con densidad baja o media somete a los desplazamientos urbanos a una dependencia del automóvil particular que induce a medio y largo plazo el fenómeno de la congestión viaria. Los atascos, cada vez más frecuentes en los accesos a la ciudad, en horas punta, serán algo habitual si no ponemos remedio ahora y dejamos que la tendencia citada se consolide. Las urbanizaciones de viviendas de baja densidad, los famosos “adosados”, en los barrios periféricos de la ciudad o en los municipios colindantes que ya están incorporados a la “metrópoli” vitoriana inducen flujos de transporte privado, en muchos casos individual, el conductor, que están adquiriendo cotas de preocupación creciente sobre todo para los desplazamientos de la movilidad obligada, aquella que se produce de casa al trabajo y viceversa y aquella debida a estudios. Si a esta tendencia a la suburbanización no contraponemos actuaciones disuasorias en la utilización del automóvil, el futuro lo tenemos muy complicado. Es preciso ponerse a pensar rápidamente para hacer frente al fenómeno de la congestión. Muchas veces se ha dicho y se repite machaconamente que la movilidad es un derecho. Que tenemos derecho a la movilidad. Yo creo que esto es un grave error de concepto. La movilidad es un hecho o acontecimiento social y como tal está sujeta al respeto de derechos de más largo alcance, como es el derecho a un medio ambiente urbano saludable o al derecho a la salud de todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas. Y ya dentro de nuestra ciudad la distribución de espacios públicos debería contemplarse unida al modelo de movilidad. Los espacios para los coches inundan nuestras calles, los espacios para aparcamiento y para circulación de vehículos hay que dimensionarlos adecuadamente pensando en las personas, pues, de lo contrario los coches, como los fluidos, se extienden ocupando todo lo ocupable. Deberíamos entrar a fondo en los criterios, objetivos y soluciones de la planificación de la movilidad tanto comarcal como municipal. Todavía estamos a tiempo.

2 comentarios:

JFB dijo...

Cada vez que tomamos una decisión sobre una nueva actividad a implantar en nuestra ciudad deberíamos echarle una pensada a las consecuencias que dicha actividad puede inducir en la ciudad en los aspectos relativos a la movilidad.
El nuevo Palacio de Congresos, Exposiciones y Artes Escénicas que se ubicará frente a la sede administrativa del Gobierno Vasco, en una zona tan complicada desde el punto de vista del aparcamiento, supongo que habrá estudiado sus necesidades de aparcamiento y las posibilidades de compartir espacios para tal fin con el GOVA. Y si no lo ha hecho todavía está a tiempo para hacerlo.

JFB dijo...

Recomendaciones de la UITP sobre movilidad y usos del suelo

El pasado mes de enero la UITP se ha posicionado en un tema clave para el logro de una movilidad urbana sostenible:
La Integración del transporte público y de la planificación urbana
Este “paper” podeis descargarlo en castellano de la página web de esta organización internacional en: http://www.uitp.org/advocacy/positions.cfm

El documento concluye con el siguiente “Decálogo de los principios básicos del desarrollo urbano orientado hacia el transporte público”

1. Integración del transporte público desde la propia concepción de los proyectos de planificación urbana
2. Participación y coordinación de todas las partes relevantes
3. Exigir a los promotores inmobiliarios que respalden el desarrollo del transporte público
4. Asegurarse de que los centros urbanos sigan teniendo vida (actividades comerciales y de ocio)
5. Ubicación de generadores de desplazamientos en los nodos de transporte público
6. Limitación del acceso de los automóviles y adaptación de la gestión y las normas de aparcamiento
7. Prestación de un transporte público de calidad desde el principio
8. Diseño de unas instalaciones de transporte público que tengan presente el desarrollo urbano
9. Atención a la accesibilidad y la conectividad, no sólo en la movilidad
10. Creación de un “lugar para vivir” y no de un simple nodo de transporte público