lunes, 7 de marzo de 2011

LOS LÍMITES DEL CRECIMIENTO ESTÁN AQUÍ


Hace unos días leía la reflexión que realiza Eneko Astigarraga en su blog “Bicicletas, ciudades, viajes…” a cuenta de la reducción de velocidad en autovías y autopistas de 120Km/h a 110Km/h y creo que acertaba de lleno en su análisis.
Ayer publicaba un periódico en su edición dominical la necesidad que tendremos en un futuro próximo de convivir con un petróleo caro y daba pautas para un cambio de hábitos en las diversas actividades vitales. Ya empezamos a darnos cuenta después de tanto avisar que el lobo acaba llegando, como en el cuento.



La sociedad con sus líderes políticos a la cabeza todavía no se cree que esto de que los combustibles derivados del petróleo seguirán siendo baratos se acabó.
Vivimos como si no existiesen límites en el consumo y las materias primas fuesen infinitas. Seguimos reproduciendo los esquemas y modelos de producción y consumo anteriores al informe sobre “Los límites del crecimiento” (1972). Ya han pasado casi 40 años de su formulación y seguimos haciendo “más de lo mismo”.
Mala pedagogía la de los que conociendo la situación nos quieren tapar los ojos y nos quieren hacer ver que los precios del barril de petróleo volverán a bajar.



En el Programa emblemático de Eusko Ikaskuntza – Sociedad de Estudios Vascos, BAI, hemos revisado nuestro análisis de hace cinco (5) años y nos hemos reafirmado en aquel análisis y en la urgencia del cambio de modelo económico hacia otro de progreso genuino y duradero. Es interesante leer las conclusiones de este debate que concluye como sigue:

“NECESITAMOS…
…Nuevos modelos de consumo, prestaciones sociales, relaciones laborales y sistemas productivos.
…Máxima austeridad, eficiencia y productividad en la gestión de los recursos.
…Apoyarnos en la economía real y ajustar el modo de vida a la riqueza disponible, distribuida equitativamente.”

1 comentario:

JFB dijo...

Hoy, 25.07.11, otro medio de comunicación insiste en el fin de los precios baratos del petróleo y de la dependencia energética que tenemos por el uso intensivo de este combustible en el sector del transporte y la movilidad. Ver: http://bit.ly/oiDBAc