sábado, 22 de enero de 2011

MANIFIESTO POR UNAS CIUDADES ACCESIBLES


La Crisis del Transporte
La irrupción, relativamente reciente del automóvil particular en nuestros pueblos y ciudades, nos ha dotado de una mayor libertad de opciones y movimientos, aunque lleva aparejado un costo creciente cuando se usa indiscriminadamente dentro del ámbito urbano. Así, reconocemos que su uso indiscriminado en estos ámbitos urbanos amenaza la calidad y vitalidad de nuestros espacios públicos, conlleva fuertes impactos medioambientales, reduce la calidad de otros modos, exige fuertes inversiones y perpetúa, a su vez, su utilización a modo de círculo vicioso, al fomentar desarrollos de baja densidad de residencia y empleo.
Nuestros pueblos son la cuna de nuestro patrimonio cultural, social y económico: Nuestro objetivo es potenciarlos para poder responder a los nuevos retos y oportunidades a los que se enfrentan hoy en día. Planteamos fomentar su carácter como núcleos urbanos multifuncionales, equilibrados, competitivos, habitables y accesibles.



Importancia del Sistema de Transporte
El sistema de transporte es esencial para facilitar las distintas actividades que deben tener lugar en nuestros pueblos. Los flujos de personas y mercancías constituyen en esencia el sistema vascular que mantiene vivo el tejido urbano. Estos flujos se han canalizado mediante distintos modos de transporte a lo largo de su larga historia. El desplazamiento peatonal ha sido y es una de las formas de transporte más efectivas dada la densidad de usos de nuestro urbanismo tradicional. Ha servido además de cementante social y de exponente de la vitalidad social, comercial y económica que constituye uno de los activos más distintivos de nuestros municipios. Necesitamos sin embargo un amplio abanico de opciones diversas de transporte.

Hacia una Movilidad Sostenible
Entendemos que el impasse actual exige un replanteamiento que cuente entre sus prioridades más inmediatas las siguientes:

- La conservación de nuestro legado histórico.
- La potenciación de la calidad medioambiental en un contexto de exigencias crecientes.
- La mejora de la competitividad de nuestros pueblos de forma que la atracción de nuevas actividades económicas, contribuya a mejorar su
vitalidad social y económica, mitigando la gravedad del problema de
desempleo
- La diversificación de nuestras opciones de transporte
- El fomento e incentivación de los modos de transporte más eficientes y menos contaminantes, y,
- La distribución solidaria y equilibrada de los costes “sociales” del transporte



Un Futuro Diferente
Nuestra sociedad está experimentando rápidos cambios estructurales. La toma de decisiones debe reconocer estas pautas de cambio e intentar preparar lo que serán nuestros pueblos en el futuro y el impacto que tendrán en su sistema de transporte, los nuevos estilos de vida, los usos del suelo, las innovaciones tecnológicas, la concepción del trabajo y del ocio, y, el necesario equilibrio medioambiental.

Un Nuevo Enfoque Estratégico
El fomento de la accesibilidad a personas, bienes y servicios por contraposición a una mejora de la movilidad, no supone un mero juego de palabras, sino que encierra un cambio conceptual crítico. De hecho, los límites físicos, medioambientales y económicos de intentar satisfacer la movilidad motorizada dentro de nuestras ciudades, son evidentes. Por el contrario, si ponemos énfasis en mejorar la accesibilidad se abre un amplio abanico de nuevas alternativas, dado que la movilidad no es el objetivo básico, sino tan sólo una de las formas de satisfacer la necesidad de acceder a determinados bienes, servicios o personas.
Bajo este nuevo prisma, planteamos las siguientes directrices estratégicas que sirvan como nexo y punto de coordinación de las
distintas políticas sectoriales:

- Reducir la necesidad de realizar viajes motorizados.
- Disminuir el impacto y uso ineficaz de viajes motorizados.
- Ofrecer nuevas alternativas viables mediante modos de transporte colectivos de calidad en todas sus posibles variantes.
- Reestructurar la distribución de bienes y mercancías a fin de mitigar sus impactos negativos, mejorando al mismo tiempo su eficiencia económica.
- Aprovechar las ventajas de los nuevos sistemas de información y telecomunicación, para mejorar la eficiencia del sistema de transporte y ofrecer alternativas de substitución de algunos desplazamientos



Un Proceso de Actuación
La coordinación de las actuaciones sectoriales entre los distintos niveles de la administración pública, en pie de igualdad para la definición de una política de movilidad, debe desarrollar planes y proyectos que comprometan a todos y favorezcan la creación de nuevos instrumentos para la gestión coordinada, nuevas plataformas de participación, así como mecanismos que faciliten la evaluación continua de resultados.
El proceso de intervención será abierto y fundamentalmente participativo en su orientación, estructura y base de apoyo.
Además, es preciso desarrollar un ámbito de consenso multipartido que supere los períodos de responsabilidad política usuales y consiga un respaldo que garantice la permanencia de estos objetivos en el futuro.

¡Hay Soluciones!
Las decisiones a tomar no deben retrasarse. Son muchas las actuaciones de gestión coordinada del sistema de transporte que pueden ser abordadas hoy con el debido respaldo social, teniendo en cuenta nuestras grandes necesidades así como las oportunidades que nos brindan las nuevas tecnologías a nuestra disposición. La falta de intervención conlleva una degradación progresiva del sistema, unos costos sociales crecientes y a corto plazo, desemboca inexorablemente en drásticas soluciones de emergencia. Por ello este planteamiento se dirige a desarrollar nuevas estrategias de intervención que posibiliten:

- Una solidaria utilización de los espacios públicos,
- La libertad real en la elección del medio de transporte,
- La potenciación de los sistemas de movilidad más compatibles con el medio ambiente urbano,
- La creación de incentivos en favor de los modos menos contaminantes,
- La coordinación efectiva de las distintas políticas sectoriales, y en suma,
- Un planteamiento integral a largo plazo que sea coherente con la visión consensuada del futuro que queremos para nuestras ciudades.

1 comentario:

Peatones de Sevilla dijo...

Un blog y una entrada muy interesantes.